(+502) 5059-5227

¿Con o sin persianas?

La persiana es algo típico de la cultura mediterránea, especialmente en España. Sin duda, es el mejor sistema para garantizar un sombreamiento u oscurecimiento total del interior de una estancia. En definitiva, son un buen sistema para regular la cantidad de luz que entra en nuestra vivienda. En los últimos años también se han establecido como un buen sistema antirrobo gracias a las persianas de seguridad, mejores y más estéticas que las tradicionales rejas.

Poner o no persianas en las ventanas dependerá sobre todo de nuestras costumbres y del uso que le vayamos a dar a cada estancia. Por ejemplo, en un salón una persiana no es completamente necesaria. Debemos tener en cuenta además que una persiana mal colocada, mal sellada o con una caja mal ejecutada puede generar problemas de puentes térmicos, filtraciones de aire o puentes acústicos. No sirve de nada poner unas ventanas muy buenas si van acompañadas de un sistema de persiana de mala calidad o mal colocado.

Si queremos colocar persiana en las ventanas, lo mejor es elegir una solución compacta en la que persiana y ventana son una sola pieza, lo que garantiza un funcionamiento óptimo del conjunto desde el punto de vista térmico y acústico. La caja de persiana debe incorporar aislamiento térmico y tener un cierre estanco, lo ideal además es que sean motorizadas ya que el cierre manual con cinta es otro punto débil y puede ser un coladero de frío, calor o ruido.

Otra opción es independizar las persianas de la ventana. En este caso las persianas suelen ir ocultas en la propia fachada, un arquitecto diseñará un buen detalle constructivo para que el habitáculo que alberga el rollo de la persiana no tenga puentes térmicos ni acústicos. Este tipo de solución tiene la ventaja de que la caja de persiana puede quedar totalmente disimulada en el interior del muro de fachada.

Related Posts

Leave a Reply

0
COTIZA